Peñiscola y su entorno, que hacer, que ver, que sentir.

La ciudad antigua, coronada por la que fuera morada del Papa Benedicto XIII, un castillo-fortaleza del s. XIV, ocupa un imponente peñón que se alza 64 m sobre el azul del mar; está unido al continente por un cordón de arena que tiempo atrás era barrido por las olas durante los temporales, transformando a la ciudad  en una efímera isla.

Historia de un tómbolo con huellas de muchas civilizaciones.

La gran roca y ciudad de Peñíscola es un lugar único en el Mediterráneo, tanto geográficamente como históricamente.

El castillo esta declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931. El casco antiguo de Peñíscola esta declarado Conjunto Histórico Artístico desde 1972.

Peñíscola tiene desde el siglo XVIII los títulos de Muy Noble, Muy Leal y Fidelísima ciudad (Felipe V en 1709).

Los testimonios escritos más antiguos de Peñíscola cabe buscarlos en las citas de Hacateo ( s.VI a. de C.), Estrabón ( s.I a.de C.)  y Rufo Festo Avieno ( s. IV ) que en sus descripciones de la costa mencionan la ciudad de Chersonesos nombre que darían los griegos a la ciudad y cuya traducción es península.

Peñiscola 750

La noche en Peñíscola.

Peñiscola, remonta sus origenes a la tribu ibera de los ilercavones. Mas tarde pasarón por aqui griegos, fenicios y cartagineses (se dice que Anibal vivió aqui varios años).  Los romanos lo tradujerón como paene+iscola “casi isla” que dará origen al nombre de Peñiscola.

IMG_2905 2000 955

Playa norte, murallas y castillo de Peñíscola.

Desde el año 718 en que Tarik concluye la conquista hasta 1233, (medio siglo), la ciudad de Peñíscola vive bajo dominio musulmán. Se conocen escasos detalles de esta época.

Peñíscola será cuna de personajes ilustres como el Rey Lobo ‘Mohamed ben San, Aben Mardanis’ (1124) que logrará mantener un reino moro en el sudeste español frente a los invasores africanos, y el literato Alí Albata que intervendrá en las negociaciones con Jaime I.

peniscola-grabado-1786

Plano de Peñíscola 1786.

Los geógrafos árabes aluden a Peñíscola (a la que llamarán Banáskula o Baniskula por adaptación del topónimo a su alfabeto) como castillo inexpugnable junto al mar, que está poblado, tiene alquerías, cultivos, abundancia de aguas e importantes salinas.

Desde la fortaleza, que será frontera con la cristiandad, los moros piratean el litoral y realizan incursiones en el Reino de Aragón

Jaime I intentó tomarla en el año 1225, pero no fue hasta el año 1233 después de la caída de Burriana, cuando Peñíscola se entregó a la tropas del rey aragonés, sin lucha. Le fue concedida carta puebla con fuero de Valencia en 1250. 

El castillo que hoy conocemos, se empezó a construir en el año 1294, sobre la antigua fortaleza musulmana, y fue terminado doce años después en el año 1307, por los caballeros de la orden del Temple, es por tanto un castillo templario. El nuevo castillo fue construido durante el mandato del maestre de la Orden, Berenguer de Cardona. 

Peniscola_port_(1930)

Peñíscola antiguo puerto y estado del castillo antes de la restauración..



En 1319 con la disolución de la orden del Temple, el castillo pasó a manos de la Orden de Montesa los cuales ampliaron la fortaleza. 

IMG_3529 750

Castillo de Peñiscola acceso a las mazmorras.



Mientras el castillo estuvo habitado por el Papa Luna, se añadieron nuevas construcciones, como la llamada “Torre del Papa Luna” y se remodeló el portal del Papa Luna.

Las murallas renacentistas de Peñíscola.

Cuando se realizó la nueva fortificación de Peñíscola se nombra equivocadamente que solo la realizó Juan Bautista Antonelli y realmente fué con su hermano menor Bautista Antonelli ambos grandes ingenieros italianos. El gran impulsor fue el también ingeniero Vespasiano Gonzaga Colonna, duque de Sabbioneta, virrey de Valencia que sin duda participo de manera importante en el diseño de la gran obra.

 

MPD_09_059

Plano murallas medievales y las nuevas renacentistas.

 

Durante las guerras de Germanías fue sede de las fuerzas leales al rey, capitaneadas por el virrey Diego Hurtado de Mendoza, que resistieron el asedio agermanado en 1521. 

IMG_3518 750

Iglesia del castillo de Peñíscola.

IMG_3538 750

Boda en el castillo de Peñíscola.

IMG_3522 750

Cocina castillo de Peñíscola.

IMG_3525 750

Castillo de Peñíscola.

Los edificios más destacables de la ciudad son: la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del
Socorro, que originariamente debió de ser del tipo de iglesia de reconquista con una sola nave,
arcos diafragma y techumbre de madera, conservándose de aquella época una portada
románica. Fue reconstruida tras un incendio a mediados del siglo XV. Se amplió entre 1725-1739
por el maestro de obras José Antonio Simó, ampliándose la nave y cambiando la cubierta a
bóveda de cañón.

La Ermita de Nuestra Señora de la Ermitana, situada junto al castillo sobre el solar en el que hubo otra edificación religiosa en el siglo VI, actualmente el edificio es obra realizada entre 1708-1714 a instancias de D. Sancho de Echevarría, de estilo barroco con sillería en adornos, escudos y molduras.

Otro edificio a destacar el la Casa Ayuntamiento frente al portalFosch edificado en 1596, según una inscripción. Fue destruido durante la Guerra de Independencia, para levantarse de nuevo en 1834. Tiene numerosas intervenciones y remozamientos como la casa de D. Sancho de Echevarría en la antigua calle Caballeros, los dos únicos ejemplos de arquitectura urbana nobiliaria que quedaban en la ciudad.

Pesqueros Peñíscola 750

Pesqueros entrando al puerto desde la casa Iscola, 16 h.


Felipe II encargaría al ingeniero militar Juan Bautista Antonelli (italiano) la construcción de nuevas fortificaciones adaptadas a la artillería, con el fin de servir de baluarte contra los ataques de los piratas berberiscos. Estas murallas se ceñirían al contorno urbano de la población, y fueron construidas entre 1576 y 1578. 

En la guerra de sucesión la ciudad se declaró partidaria de Felipe V y resistió los asedios de las fuerzas inglesas del archiduque Carlos en 1705 y 1707. Durante este periodo el castillo será reforzado con nuevas construcciones. 

Sobria y robusta edificación, que ha llegado hasta nosotros en perfecto estado de conservación, aunque le falte una cuarta parte que quedó destruido en 1814; en el transcurso de la guerra de la independencia.

Condenada a un duro e implacable sitio por parte de las tropas del General Elio que intentaban recuperar la ciudad ocupada por los franceses del general Severoli en 1812, hubieron de someterla a un furibundo bombardeo que asoló gran parte del caserío que rodea el castillo y parte de la fortaleza, dejando las marcas de los proyectiles en todas las murallas.

IMG_1279 750

Señales de los impactos de los cañones franceses.

 
Después de las guerras carlistas en que la ciudad defendió la causa liberal, la importancia militar de la fortaleza decreció rápidamente. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Plano de Peñíscola de 1812

El castillo templario-pontificio de Peñíscola comparte con el Vaticano y el Palacio de los Papas en Avignon el privilegio de haber sido Sede Pontificia; una de las tres que ha habido a lo largo de la historia. Roma, Avignon y Peñíscola.

Este Castillo y su habitante más famoso, Benedicto XIII (El Papa Luna), fueron protagonistas del llamado Cisma de Occidente.

El castillo está emplazado en la parte más elevada del peñón que domina la ciudad, alcanzando una altura de 64 m. sobre el nivel del mar, su perímetro es de 230 m. y tiene una altura media de 20 m.

_MLL1098

Castillo y faro

_M137157 750

Entrada por el portal de Sant Pere.

_M137184 750

Playa norte de Peñiscola.

Si bien el Castillo Templario constituye, tanto por gran emplazamiento por sus características arquitectónicas y su historia, lo más relevante de esta «Ciudad en el Mar» (declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1972); en Peñíscola se hallan otros muchos elementos artísticos, históricos y etnológicos.

Dibujos grabados en muro junto acantilado en Peñiscola. Link,

_MLL3805 750

Portal del Papa Luna.

De similares características a las construidas por los mismos caballeros en Tierra Santa y Cataluña, destaca su parecido con el castillo de Miravet, construido 150 años antes. Benedicto XIII realizó pequeñas reformas durante su estancia en este castillo transformándolo en palacio papal.

_M137151 750

Murallas de Peñíscola.

La fábrica de los muros es de piedra labrada y todas las dependencias se cubren con bóvedas de cañón, en ocasiones algo apuntadas, que arrancan de impostas muy simples formadas por un cordón moldurado. Los huecos de las puertas están forjados con arcos de amplio y generoso dovelaje.

Soberbias son las murallas que mandó erigir Felipe II y que constituyen una clara manifestación de los grandes conocimientos y depurada técnica que en materia de fortificaciones tenía el más importante arquitecto-ingeniero militar de la época, el italiano Juan Bautista Antonelli, que fué quien las diseñó, siendo construidas entre 1576 y 1578.

IMG_1278 750

Escudo de Felipe II.

El Portal Fosc, llamado asimismo de Felipe II, es una de las tres entradas al casco histórico de Peñíscola; fue construido en 1578 y se atribuye su autoría al arquitecto Juan de Herrera.

Grandioso es el Portal de Sant Pere o del Papa Luna, en cuya parte central muestra el blasón en piedra de Pedro de Luna. Era el acceso a la fortaleza desde el mar, cuando las aguas llegaban al pie de la muralla y las barcas varaban en la misma rampa al pie de este portal. Lo mandó construir el Papa Luna en 1414.

peñiscola playa norte 750

Peñíscola al atardecer.

El Papa Luna, una de las figuras hispánicas más universalmente conocida y a la vez controvertida, se trasladó en 1411 a Peñíscola convirtiendo su castillo en palacio y biblioteca pontificia.

IMG_3052 750

La porteta. lugar donde estaba el primer embarcadero de Peñíscola desde tiempos antiguos.

De los muros y dependencias de esta fortaleza irradian ideas, sentimientos y prejuicios sobre un hombre íntegro, honrado y virtuoso que tuvo la osadía de perseverar en su convencimiento de verdadero Papa de la Iglesia Católica en una época marcada por guerras, ambiciones, codicias y corrupciones que afectaron incluso a las altas dignidades de la Iglesia, cuyo poder espiritual tuvo que claudicar ante el poder político y civil.

Escalera del Papa Luna. Link.

_MLL1121

acantilados de Peñíscola

Destaca en todo el conjunto la sobriedad y solidez de su construcción, tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias que realizaría más tarde Benedicto XIII (entre las que estuvo instalada una de las mejores bibliotecas del mundo).

_MLL1113

Vista del puerto desde las almenas más altas del castillo.

Pero, tal vez, el mayor interés arquitectónico del castillo se encuentra en la solución abovedada del Cuerpo de Guardia y en la austeridad y severa proporción de la Basílica de los Templarios.

_MLL1111

Iglesia de la patrona de Peñíscola la Virgen de la Ermitana.

Utilizada por Benedicto XIII y Clemente VIII como Basílica Pontificia, a las características constructivas del resto de estancias une el presbiterio formando ábside semicircular cubierto con una media cúpula de cascarón encumbrada sobre un arco toral y un pequeño ventanal situado en el centro del ábside que ilumina el espacio.

IMG_2065 750

Portal del Papa Luna con su escudo heráldico.

En esta Basílica reposaron durante algún tiempo los restos del Pontífice.

En este castillo se conservan todavía espacios evocadoras de la presencia del Papa Luna y de su sucesor Clemente VIII, el también aragonés Gil Sánchez Muñoz, segundo Papa de Peñíscola.

Peñiscola panorama 22 750

Peñíscola.

La Basílica papal de Benedicto XIII, esa austera nave de planta rectangular con bóveda de cañón algo apuntada y casquete esférico sobre el ábside; el salón del trono donde recibía embajadas y recepciones; el salón del cónclave; el estudio con ventanas al mar; las habitaciones pontificias, la escalera al mar, etc.

Todo ello, utilizado por los dos papas de Peñíscola, había servido con anterioridad a los Caballeros Templarios y a los de la Orden de Montesa que tuvieron aquí la sede y sostén de su encomienda.

_MLL3787 web

Murallas de Peñíscola.

Con la guerra de Sucesión, la de Independencia y las guerras Carlistas, llegamos a 1890, año en que Peñiscola pierde su importancia militar, ya que su arsenal es desmantelado y trasladado a Cartagena.

En 1957, por orden ministerial, se cedió su gestión a la Diputación de Castellón, iniciando ésta su restauración y hoy en dia siendo uno de los lugares del patrimonio nacional más visitados.

Peñiscola de dia 750

Playa norte Peñíscola.

Peñíscola también posee un entorno natural extraordinario destacando el Parque Natural de la Sierra de Irta.

La Sierra de Irta esta situada al norte de Castellón, dentro de los términos municipales de Alcala de Xivert, Sta. Magdalena de Polpis y Peñiscola. Considerada como uno de los Parques Naturales mas fascinantes de la peninsula, esta joya natural y paisajística es la única zona costera que queda libre de edificaciones desde Francia hasta Andalucía.

Castillos templarios, ermitas cristianas, restos de un poblado morisco ya desaparecido, increíbles acantilados que se abren frente al mar, playas de arena, calas, campos de dunas y delante en el mar las Islas Columbretes otro parque natural.

La sierra de Irta cuenta con varios senderos donde pasear y disfrutar de inmejorables vistas.  Para más información: http://www.sierrairta.com/

Asimismo otro lugar natural muy importante es el Marjal de Peñíscola de 105 Ha. que constituye uno de los típicos humedales de la Comunidad Valenciana . Es una zona húmeda del litoral que conserva  en gran parte sus características naturales. Alberga a la mayor población mundial de Samaruc  (Valencia Hispánica) y una de las últimas reservas del Fartet (apanius  iberus), además de diversos tipos de especies de aves, así como la única  reserva europea del caracol Melanoides tuberculata.

Durante  ciertas épocas del año se pueden contemplar las migraciones y anidaciones de  ciertas aves características de los humedales y algunas en peligro de  extinción. La vegetación de la marjal es  acuática y palustre dominada por el carrizo y las cañas. A nivel arquitectónico  destacan las cenias y las norias.

Se puede visitar paseando sobre pasarelas de madera y contemplar la fauna y vegetación de este parque natural integrado en el pueblo y zona turística.

Dejar un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Desarrollos Wordpress por